Pañales biodegradables, culitos limpios y ecológicos

Portada » Pañales biodegradables, culitos limpios y ecológicos

 

Un niño usa unos 5.000 pañales en sus primeros años de vida. Cada pañal puede tardar hasta 300 años en desaparecer de planeta. Multiplica ahora por el número de niños… La caca de los bebés se está convirtiendo en la caca de todos.

Los pañales biodegradables desechables o los de tela son la solución para hacer popó sin cargarse (ni cagarse) el medioambiente.

¿Qué son los pañales biodegradables?

Aunque no hay evidencia de que los desechables sean dañinos, algunos padres tienen preocupaciones acerca de los químicos usados en ellos. Los padres se preocupan por el efecto sobre la piel de sus bebés y el impacto potencial en el medio ambiente.

Algunos padres los eligen porque quieren limitar su impacto negativo en el medio ambiente. Según un estudio de BioBaby, en España se generan 900 mil toneladas de residuos de dodotis. Esto representa alrededor del cuatro por ciento de todos los residuos de los vertederos domésticos.

También tienen más probabilidades de ser fabricados con materiales sostenibles y ecológicos y es probable que hayan sido tratados con menos productos químicos, o sin ellos. Los fabricantes también suelen tener  un enfoque más ecológico del embalaje…

Respecto al precio, es un poco más elevado que los desechables, pero realmente merece la pena. Si te parecen caros la solución perfecta son los pañales de tela, de los que te hablamos más adelante.

¿De qué están fabricados?

Si cortas un pañal desechable normal, verás gránulos blancos en el interior. Estos gránulos son sales poliméricas de ácido acrílico, que se convierten en gel. Estos gránulos aumentan la absorbencia, pero el gel que forman puede acabar en la piel del bebé. Sin embargo, no hay evidencia de que estos químicos sean malos para su bebé.

Muchos padres toman esta decisión porque están preocupados por el uso de productos que contienen sustancias químicas junto a la piel de su bebé. Los agentes blanqueadores no se utilizan generalmente para fabricar pañales ecológicos. Los bio, al ser sin gel, están hechos de una mezcla de algodón y no contienen perfume, tinte ni látex.

En los vertederos, algunos pañales biodegradables pueden deshacerse más rápido que los convencionales. Sin embargo, a medida que se descomponen aún emiten metano, un gas de efecto invernadero.

Algunos fabricantes sugieren que los padres utilicen un gusano para descomponer el pañal usado. Si puedes compostar un pañal que contenga popó todavía está en debate. Algunos fabricantes de recipientes de compost dicen que es posible, pero sólo si se desmenuza el plástico biodegradable primero. Revisa las recomendaciones si no estás seguro.

Pañales de tela reutilizables

Los pañales lavables suponen un ahorro de al menos 500 euros anuales.

Echa un vistazo a este vídeo y le perderás el miedo a usar estos en el culito de tu bebé

En muchos países, España entre ellos, por alguna razón, todavía somos recelosos con estos dodotis. Somos un poquito vagos quizás 🙂

Marcas

Cuando se trata de decidir qué marcas de pañales biodegradables comprar, hay que comprobar lo que dice el fabricante. Basándose en la información que proporcionan sobre el producto, debes decidir qué es lo más importante para vosotros como padres y qué es lo mejor para el bebé.

Huggies

No los fabrican. En su defensa alegan que por el medio ambiente ya controlan el gasto energético de sus procesos de producción

Bio Baby

Es la marca que más ha apostado por los dodotis ecológicos. Los puedes encontrar en las principales superficies comerciales y en Amazon.

Wiona

La marca alemana, ahora llamada Wilogis, es conocida por sus productos sin transgénicos y biológicamente degradables.

¿Por qué usar pañales biodegradables?

Mira lo que dicen algunos papás y mamás.

“Me encantan porque parecen ayudar a prevenir la erupción. Un día que nos quedamos sin ellos tuvimos que usar unos que no era ecológicos y el sarpullido de los pañales volvió a salirle. Volviendo a nuestros habituales eco-nappies se ha ido otra vez!”

“Nuestro bebé sólo los usa por la noche y durante los ataques de sarpullido. Nos gustan porque no se ha utilizado cloro ni lejía para su fabricación”.

“He visto que algunos  son más absorbentes que otros, pero eso es cierto para cualquier pañal. Generalmente uso los más baratos que puedo encontrar, la verdad.”

“Soy demasiado perezoso para lavar reusables y quiero mantener las cosas simples mientras ayudo al medio ambiente. Los pañales biodegradables son un buen compromiso, aunque sean un poco más caros”.

 

“He oído que el gel usado en desechables normales nunca se descompone del todo, por eso los usamos.

“Uso de tela durante el día y biodegradables por la noche. Esperaba evitar completamente los desechables, pero no era práctico. Al menos estamos haciendo nuestro mejor esfuerzo para reducir lo que va a los vertederos”.

“Muchos no se descomponen más rápido que los desechables comunes. Sólo tienen un 50 por ciento menos gránulos de gel súper absorbentes que otros desechables. Sólo hay una marca que no contiene geles, perfumes o tintes. Incluso esa marca no es totalmente respetuosa con el medio ambiente, ya que utilizan pulpa de madera virgen. Son una buena opción para bebés con piel sensible, por eso los usamos”.

“Hemos usado pañales biodegradables desde que dejamos de usar pañales de tela con mi hija cuando tenía nueve meses. Utilizo la marca que sea más barata en ese momento. Ninguno de ellos es totalmente biodegradable, pero creo que usan menos plástico de lo normal.

Pañales biodegradables, culitos limpios y ecológicos
5 (100%) 8 votes