Cápsulas de café biodegradables

¿Eres amante del café y todo lo cool de la Nespresso?

¿Sabías que la ciudad de Hamburgo ha prohibido las cápsulas de café monodosis?

Seguramente no conocían estas cápsulas biodegradables para la Nespresso que te permiten disfrutar de tu café, sin cargo de conciencia por estar contaminando a saco. Esto sí que es dolce gusto

¿Qué son las cápsulas de café biodegradables?

Una cápsula de café, de las habituales monodosis, trae 6 gramos de café y 3 gramos de envoltorio. Para que te hagas una idea es como si comprases un kilo de azúcar y viniera en un envase de medio kilo de plástico. Nadie lo compraría.

Sin embargo, en los últimos años el café de cápsula se ha puesto muy de moda, ¿demasiado? Desde enero de 2017, el INE (Instituto Nacional de Estadística) incluye el café monodosis en la cesta de la compra base de los españoles. Las cafeteras a cápsula han desterrado a las de toda la vida -con lo rico que está su café-.

¿Cuál es el problema?

Como te habrás dado cuenta, usar la mitad del peso de un producto en su envoltorio es cualquier cosa menos eficiente, ¿verdad?

Además, están fabricadas en plástico y aluminio, por lo que es muy complicado reciclarlas. Y, aunque lo fuera, no existe todavía demasiada conciencia de reciclaje.

¿Son válidas estas cápsulas biodegradables para la Nespresso?

La marca propiedad de Nestlé ha peleado durante muchos años por la exclusividad de las cápsulas, sin éxito. Desde que 2011 Marcilla empezó a vender en supermercados cápsulas compatibles con Nespresso, ha sido un no parar de marcas vendiendo esas monodosis.

Esto significa que todas esas cápsulas biodegradables son 100% perfectas para la máquina de George Clooney.

Cápsulas rellenables

Siempre se dice que reutilizar es mejor que reciclar. Para ello existen unas cápsulas recargables para Nespresso de acero inoxidable que funcionan igual que las originales pero sin contaminar. Echa un ojo a los comentarios de la gente porque están encantados. Aparte del tema ecológico, otra enorme ventaja es que puedes echar el café que quieras, descafeinado, de comercio justo…

¿Por qué deberías comprar estas cápsulas de café ecológicas?

Artículo traducido de Natural Living Ideas

¿Quién no se siente instantáneamente energizado por el olor del café recién hecho por la mañana? A veces, sólo necesitamos ese pequeño estimulante antes de sacar a los niños de la cama, o para enfrentarnos a una reunión temprano en la mañana.

Ya que estamos todos atados por el tiempo, y vivimos en una cultura de conveniencia, no es ninguna sorpresa que muchos de nosotros dependamos de nuestras máquinas cafeteras de una sola taza para nuestro éxito de cafeína. De hecho, la National Coffee Association of the USA encontró que, en 2015, el 27% de los estadounidenses utilizan un sistema de preparación de café de una sola taza, ¡desde un simple 7% hace tan sólo cuatro años!

Sin embargo, esta tendencia al alza puede ser motivo de preocupación, sobre todo si se tiene en cuenta el impacto ambiental de todas estas vainas de café, junto con las preocupaciones sanitarias que rodean la limpieza de las máquinas y el uso de los plásticos en las vainas.

Veamos algunas de las principales preocupaciones que rodean a estas máquinas.

Impacto Ambiental

En general, estas cápsulas de plástico y metal no son reciclables, o al menos requieren un procesamiento adicional para separar los componentes antes de reciclarlos.

Algunas de las compañías más grandes – como Nespresso, Keurig y Dolce Gusto de Nescafé (que lideran en Europa) – no ofrecen cápsulas fácilmente reciclables.

Keurig ha sido criticado durante mucho tiempo por la dificultad de reciclar sus vainas de café, conocidas como K-Cups. En 2011, fueron condenados por Clean Water Action, lo que llevó al fabricante estadounidense a prometer que todas las K-Cups serían reciclables para 2020. De manera similar, Nescafe afirma que están “explorando una serie de posibles opciones” para reciclar sus vainas, pero no han dado una fecha definitiva de cuándo ocurrirá esto.

Mientras que Nespresso recogerá sus cápsulas para reciclarlas, primero tendrá que pedir más de su sitio web. De lo contrario, puede llevar sus cápsulas usadas a un punto de reciclaje dedicado. Sin embargo, su número es limitado, por lo que puede que no haya ninguna cerca y todavía no es exactamente la definición de “cómodo”, el concepto mismo en el que estas marcas construyeron sus imperios.

Entonces, ¿qué hace que estas cápsulas sean tan difíciles de reciclar?
Hechas de elementos como plástico, aluminio, material orgánico (café) y filtros de papel, estos pods son técnicamente reciclables. Sin embargo, necesitarán ser separadas primero.

Dado que la mayoría de la gente compra una de estas máquinas para ahorrar tiempo, es poco probable que muchos se sienten para separar los componentes. De esta manera, estos envases de plástico usados son arrojados al contenedor entero, haciéndolos no reciclables. (También significa que no nos quedamos con los posos de café, así que no podemos usarlos!

Incluso aquellos que se preocupan por el medio ambiente y que reservan tiempo para separar sus vainas usadas pueden estar haciéndolo en vano. Los expertos dicen que es virtualmente imposible reciclar los componentes porque son tan pequeños que a menudo caen a través de las grietas de la mayoría de las instalaciones de reciclaje.

Por supuesto, debido a que los plásticos en las cápsulas son escogidos específicamente debido a su habilidad de permanecer estables y duraderos a medida que el agua caliente pasa a través de ellas, no se descomponen fácilmente en los vertederos.

Con miles de millones tiradas cada año, pronto podríamos estar sentados en montañas de ellas. ¿Crees que eso es una exageración? En 2013, se vendieron suficientes cápsulas que, si se colocaban de extremo a extremo, rodearían la Tierra 10.5 veces.

¿Y qué hay de las cantidades de Nespresso pods de aluminio vendidas? La empresa no publica estadísticas sobre cuántas capsulitas se reciclan, pero parece probable que muchas de ellas terminen en un vertedero.

Con casi 20 fabricantes de sistemas de café de una sola taza en funcionamiento, y un sinnúmero de otras compañías que las venden para ajustarlas a estas máquinas, la cantidad verdadera de este tipo de desechos que terminan en nuestros vertederos probablemente no puede ser cuantificada.

Incluso el creador de las cápsulas de café desearía no haberlas inventado nunca, ¡por su impacto ambiental masivamente negativo!

¡Pásate a las cápsulas biodegradables!

Comprar

Cápsulas de café biodegradables
4.5 (90%) 4 votes

Alternativas biodegradables a las cápsulas de la Nespresso